SANO FUERTE FELIZ

Nutrición, deporte, hábitos de vida saludables y como organizarte para llevarlos a cabo

ALTERNATIVAS AL BOCATA: Comida para viajes, picnics o excursiones

Una práctica habitual cada vez que tenemos que comer fuera de casa es hacer un bocadillo. Por ejemplo, cuando hacemos una excursión al campo, vamos a la playa, hacemos un viaje y necesitamos comer en el tren, coche o avión, o incluso cuando tenemos que comer en el trabajo, muchas veces solemos recurrir al rápido y practico bocadillo.

En el post de hoy vamos a dar alternativas que considero más sanas que un bocadillo. La idea es intentar dar alternativas que sean igual de rápidas, fáciles y practicas. Cualquier plato que requiera mas tiempo de preparación que un bocadillo no debería ser una opción a tener en cuenta, más que nada por la temática del post, que es dar alternativas frente al bocadillo.

En otro post hablaremos porque el pan o bocadillo no nos parece una de las opciones más sanas.

Las alternativas que doy creo que son alimentos que soportan relativamente bien el calor así como los golpes que pueda recibir una mochila o maleta y no requieren muchos cuidados para ir contigo.

Primero vamos a comentar la lista de alimentos y después comentamos cada uno:

– Queso curado

– Jamón serrano

– Chocolate negro (mínimo 85%)

– Frutos secos

– Huevos: duros, tortilla, revueltos…

– Conservas: Sardinas, mejillones, atun, melba, esparragos, alcachofas…

– Aceitunas

– Fruta

– Filetes de ternera, pollo o pavo

– Tomate picado

– Gazpacho natural

– Bizcocho casero (sin harinas)

Vamos a comentar las distintas opciones que acabamos de relacionar.

Vamos a intentar ordenarlos de más facil, rápido y cómodo a más difícil o laborioso.

Salvo que sea Julio o Agosto, yo creo que la mayoría de estos alimentos aguantan bastante bien en temperatura ambiente.

Los frutos secos son un comodín muy habitual en mi dieta. Aguantan muy bien el paso del tiempo, no son nada delicados (aguantan los golpes), por tanto son fáciles de llevar encima y además ocupan muy poco. Hay que tratar de evitar que estén tostados o fritos. Mis preferidos son las almendras y las nueces. Las avellanas y los anacardos tampoco son mala opción. Cuidado con los cacahuetes porque no son frutos secos, si no pseudo legumbres. En cualquier caso, cualquiera de esas opciones es valida.

En cuanto a los productos curados, ya sea el queso o el jamón serrano, creo que, por su propia forma de elaboración, aceptan bastante bien estar fuera del frigorífico. El queso curado, si puede ser de calidad, mejor. Hay que tratar de evitar quesos industriales, en los que, como se suele decir en las películas de ficción, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Si el queso puede ser una fabricación a partir de leche cruda, mejor aún. Ojo, porque también podemos escoger otras opciones de lácteos, tipo queso semicurado, queso fresco, requesón…

En cuanto al jamón serrano, también hay que ir con cuidado con lo que nos venden en el supermercado, porque algunos llevan demasiadas cosas, incluso azúcar. Eso por no hablar del envase, normalmente tanto contacto con el plástico tampoco es lo más ideal. Si puede ser un jamón que nos corte el carnicero delante y nosotros elegimos la calidad del jamón, mejor.

La aceituna, creo que es un alimento muy poco valorado en comparación con el aceite de oliva virgen extra. Nos olvidamos de cuál es el origen de un buen aceite y es ese fruto del olivo llamada aceituna. Hay que tener en cuenta que cuando hacemos aceite de oliva hay nutrientes que se quedan en la aceituna, por tanto, creo que tomar directamente la oliva es la mejor maneras de asegurarnos de tomar todos sus nutrientes, ya que es una fuente muy buena de grasas e incluso de fibras.

A la hora de elegir una aceituna, pensad que los únicos alimentos que se han creado para ser comido son los frutos (porque la planta obtiene un beneficio) al resto nos hemos adaptado a su consumo.

Algo parecido pasa con el vino, se habla mucho de los beneficios del vino, pero nos olvidamos que esos beneficios tienen su origen en la propia uva.

Y ya que hablamos de la uva, cualquier fruta es un buen acompañamiento para tus excursiones o tus comidas fuera de casa. Manzanas, mandarinas, naranjas, plátano, melocotones, peras… Aguantan muy bien el transporte y la temperatura ambiente. Y si añadimos la opción de fiambrera podemos incluir otras frutas como melón, sandía, uvas, mango, piña…

(mejor siempre priorizar fruta de temporada y producción local o Km0)

Los huevos en general casi se podrían considerar “súper alimentos”, además de que acompañan con casi todo. Para viajar o excursiones me gusta la opción de huevo duro, porque aguantan mejor y la misma cáscara los protege. Si no te gusta el huevo duro, siempre puedes hacerte una tortilla o un revuelto. Y ahí las opciones son miles, desde una tortilla de patatas, pasando por un revuelto con lo que desees (¿ajetes?, ¿setas?), hasta tortilla “aliñada” con lo que te apetezca (atún, jamón, queso, tomate…).

Si los huevos pueden ser de código 0 o 1 mejor que código 2 o 3. En los código 2 o 3 las gallinas viven enjauladas. Los códigos 0 ó 1 viven más libres, son gallinas ecológicas o camperas. Las gallinas viven en mejores condiciones y ademas de ser más etico, el huevo tiene mejores valores nutricionales.

Las conservas es una buena opción para estas situaciones. El abanico de posibilidades es muy amplio: sardinas, atún, melba, mejillones… Mi opción preferida es las sardinas, fuente rica de Omega 3 y con poco mercurio. Normalmente las conservas no sería la mejor opción, los envases tienen componentes que pueden ser perjudiciales para la salud, siempre es mejor envases de cristal. Pero si no son productos habituales es nuestra dieta, por tomarlos con carácter esporádico no debería pasar nada.

En el apartado conservas también podríamos incluir algunos tipos de verduras, por ejemplo se me ocurre unos espárragos blancos o unas alcachofas.

En verduras también tenemos la opción de llevar un tomate troceado y aliñarlo, que es muy fácil y rápido de preparar, el único problema es que requiere  fiambrera.

Y si seguimos con el tomate, podemos hacer un gazpacho en casa, es muy rápido y fácil, con 4 tomates, medio pepino, medio pimiento, media cabeza ajo,  sal y aceite y ya tenemos un par de raciones.

No es una opción que yo use, pero hay que saber que está ahí, sobre todo para las personas que les gusta llevar cosas un poco más elaboradas.

Tal vez el chocolate negro sea lo más delicado. Pero si previamente lo hemos guardado en el frigorífico y después va a una fiambrera o una mochila y evitamos que este demasiado expuesto al calor, debiera aguantar suficiente tiempo sin derretirse. Idealmente chocolate negro, mínimo 85%. Cualquier otra opción suele ser principalmente una mezcla de azúcar acompañada de algo más.

 

Yo suelo hacer bizcocho casero sin harinas. Da un poco más de trabajo, pero para mí no es muy complicado. Paso por batidora todos los ingredientes y después 10 minutos de microondas.En otro artículo explicare la receta de este bizcocho sin harinas.

 

Anterior

PODCAST Episodio 6 – Noticias de la semana 19/06/2017

Siguiente

Que comer para sobrevivir a un Apocalipsis Zombie (o cualquier otra catástrofe)

2 Comentarios

  1. Yamile Melendez Cabezas

    WoW! Muy buenas ideas para, felizmente, ‘divorciarnos’ del pan y de los procesados y evitar hacer caer en la tentación a los más pequeños de casa! Con vuestro permiso: Comparto!!! 😉

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén