Nocilla acaba de sacar una versión “SIN AZÚCAR” y con estevia de su producto.

Nocilla sin azúcar

Nocilla sin azúcar

Sin azúcares añadidos, con menos calorías, pero ¿lo convierte eso en un producto saludable?

Vamos a analizar los valores nutricionales comparando la TABLA NUTRICIONAL de la Nocilla 0,0% con la Nocilla clásica (100 gr de producto). Vemos que existe una reducción de calorías, supone una menor cantidad de calorías en el producto (de 547 kcal a 437 kcal), pero NO ES UNA DIFERENCIA SIGNIFICATIVA (110 kcal menos).

valores nutricionales nocilla

valores nutricionales nocilla

¿Y si miramos el listado de INGREDIENTES?

Nocilla 0,0%: edulcorantes (maltitol, glicósidos de esteviol), aceites vegetales (palma, girasol, girasol alto oleico), polidextrosa, cacao desgrasado en polvo (8,5%), leche desnatada en polvo (4,5%), avellanas (4%), sólidos lácteos, emulgentes (lecitina de soja, E 476), aromas. Puede contener otros frutos de cáscara.

Nocilla clásica: azúcar, aceites vegetales de palma, girasol y girasol alto oleico, cacao desgrasado en polvo (8,5%), leche desnatada en polvo (4,5%), avellanas (4%), sólidos lácteos, emulgente (lecitina de soja), aroma. Puede contener otros frutos de cáscara.

El primer ingrediente (el primero es el que más cantidad contiene el producto) ha pasado de ser el azúcar a ser los edulcorantes, pero el resto es idéntico: mucho aceite de palma (es el segundo ingrediente) y escasa cantidad de cacao, leche en polvo y avellana.

Es decir, ¿nocilla sin azúcar pasa a ser un producto saludable? ¡NO! Sigue siendo un producto ultraprocesado, con grasas de mala calidad, alta densidad calórica y escaso valor nutricional.

La industria sustituye un ingrediente (azúcar) por otro (polialcohol) pero nos sigue vendiendo un producto ultraprocesado y con unos valores nutricionales más que cuestionables. No solo eso, sino que nos intentan vender una imagen de producto “SANO” por “haber retirado un ingrediente” de su producto.

La realidad es que hay que mirar el producto en su conjunto, y no solo fijarnos en un ingrediente. Mirar de forma global todos los ingredientes del producto y su aporte nutricional. Nuestro cuerpo precisa minerales, vitaminas, aminoácidos esenciales, ácidos grasos esenciales… Tenemos que preguntarnos si este “producto ultrapocesado” nos aporta estos nutrientes. Es decir, la NOCILLA sin azúcar sigue siendo una mala opción, siempre es mejor elegir alimentos en lugar de productos, y mejor comprar en el mercado en lugar de en el supermercado.

Si aun así, todavía tienes antojo de dulce, te dejamos nuestra versión de Nocilla casera con cacao, avellanas y leche.

RECETA NOCILLA / NUTELLA CASERA

En el artículo de hoy vamos a explicar varias maneras de hacer una nocilla/nutella casera, mucho más sana que la nocilla que podemos comprar en un supermercado. Si quieres darte un capricho, puedes hacer la versión más saludable tu mismo en casa.

“Leche, cacao, avellanas…” y ya está. La receta de Nutella casera (o Nocilla, o crema de avellanas) no necesita más. Ni azúcar, ni grasa de palma.

Llama la atención que hacer una receta de nocilla casera es relativamente fácil, apenas se tarda 5 minutos. Buscar una alternativa sana a la receta de Nocilla está al alcance de la mayoría de las personas, pero en la vida moderna estamos dejando de lado la cocina para dejar a las grandes industrias que nos hagan la vida “más cómoda” a costa de alimentarnos con unos productos procesados poco sanos. Hemos de empezar a independizarnos de la industria alimentaria si queremos comer sano. Aprender a cocinar es un paso para ganar salud y controlar lo que comemos.

AVISO: Las avellanas pueden romper la batidora, te lo digo por experiencia, mejor triturarlas en una Thermomix o un molinillo de café, si intentas usar otro tipo de batidora puedes romperla, no están preparadas para triturar algo tan duro.

Dependiendo de tus gustos le puedes poner más o menos avellanas, y más o menos chocolate. Dependiendo de la receta, las avellanas pueden ir desde 100 hasta 150g. Y el chocolate o cacao, desde 30 gramos hasta 150 gramos. Por ejemplo, un porcentaje podría ser 100 gramos de avellanas y 60/80 gramos de chocolate. Ya depende de si te gusta con más avellana o más chocolate, lo mejor es que experimentes con la receta, es decir, prueba y error.

Respecto la receta original, nosotros ponemos menos avellanas y más chocolate.

VERSIÓN CHOCOLATE NEGRO

Cacao Lindt 90%

Cacao Lindt 90%

Particularmente está es mi versión preferida, con toda la grasa del cacao, que tiene muchos beneficios, como veremos en próximos artículos.

Ingredientes:

  • Avellanas: 100-150g.
  • Chocolate negro 85 o 90% en tableta: 60-80g.
  • Leche entera (al gusto).
  • Aceite virgen extra.
  • Miel (opcional, si queremos mas dulzor).

Preparación:

  • Triturar las avellanas hasta que se forme una crema.
  • Añadir el aceite virgen extra (nosotros recomendamos girasol o coco) y triturar para que queden más cremosas las avellanas.
  • Calentar en una cazuela el chocolate a fuego medio y añadir la leche.
  • Añadimos leche para facilitar que funda el chocolate, ir añadiendo en función de la textura que queráis darle a la crema y removemos bien para que se mezcle todo. Ten en cuenta que al enfriarse la textura se vuelve más espesa.
  • Añadir la miel (según el dulzor deseado).
  • Añadir las avellanas que hemos triturado previamente.
  • Podemos añadir más leche para conseguir la textura deseada.
  • Mover todo hasta que quede bien mezclado.

 

Cacao puro en polvo desgrasado de Valor

Cacao puro en polvo desgrasado.

VERSIÓN CACAO EN POLVO
 Ingredientes:

  • Avellanas: 100g.
  • Cacao en polvo: 3-4 cucharadas.
  • Leche entera.
  • Miel (opcional).

Recomendamos cacao puro sin azúcar añadido.

Preparación:

  • Meter las avellanas en la batidora y batir hasta que se forme una crema.
  • Se le añade un poco de aceite virgen extra y se bate para que quede más cremosa.
  • Añadimos el cacao en polvo.
  • Añadir leche al gusto.
  • Añadir miel de calidad ( según el gusto de dulzor).
  • Batir para que se mezclen bien todos los ingredientes.

Otro día explicaremos qué es una miel de calidad porque la mayoría de los casos no lo es. A veces ni siquiera es miel, aunque lo parezca.

Y para acabar, os dejamos un surtido de recetas más atrevidas, con otros ingredientes, pero siempre naturales y poco o nada procesados.

  1. Nocilla de almendra y aguacate: vídeo.
  2. Nocilla de calabaza (SI!, de calabaza): receta
  3. Nocilla de algarroba (sin cacao): receta
  4. Nocilla de avellanas y leche de coco (similar a la nuestra): receta.

Si has llegado hasta aquí, ¡MUCHAS GRACIAS POR LEERNOS! y si no te quieres perder nada no te olvides suscribirte.